Sobre la autora

Elena Marín

Psicóloga especializada en Trastornos de la Conducta Alimentaria, Obesidad y Coaching Nutricional e interesada en autoeficacia, empoderamiento y desarrollo personal.

Ver todas las entradas

8 Comentarios

  • Importante tema el que tocas hoy, Elena… un poco “Lucía” me reconozco y tendré que pensar sobre cuanto dices y tratar de aplicar pautas que proporcionas al leerte, tanto para reconocer situaciones y reacciones propias y ajenas -en la medida que eso es posible-, como para no repetir aquellas que no hacen sino deteriorar la convivencia, tan grata y deseable cuando es positiva y enriquecedora como lo contrario cuando la gestión de las discusiones no lleva a la mejora de la misma.
    Gracias y te sigo leyendo con sumo gusto.

    • Isabel, es importante tener el valor de reconocernos en nuestros patrones y comportamientos para poder avanzar, te felicito. Espero que te sirvan las pautas y agradezco mucho tu comentario. ¡Un saludo!

  • Cierto, Elena. Cuántas veces se entra en una espiral de discusiones que no llevan a ninguna parte. Dialogar en momentos de tranquilidad me parece una propuesta a tener en cuenta.

    • Si, Candelaria, pienso que es un momento muy adecuado cuando estamos más calmados, porque tendemos a tratar de hablar de cosas importantes en momentos en que claramente no estamos receptivos para ello. Muchas gracias por leer y por tu comentario y espero que te sirva!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.